martes, 10 de febrero de 2015

SOBRE JUANETES Y DEDOS EN MARTILLO

El dolor de pies es un motivo frecuente de las consultas de los Médicos de Familia.

Dos de las causas que producen este tipo de dolor son los juanetes y los dedos en martillo:


  • JUANETES (HALLUX VALGUS)
El hallux valgus, más conocido como juanete, es una deformidad progresiva del primer dedo del pie, el cual se va desviando hacia el lateral y aparece una prominencia en el borde interno del pie.
Es una enfermedad relativamente frecuente que se presenta en aproximadamente el 2% de la población. 

Es más frecuente en mujeres, porque, aunque el juanete tiene un componente hereditario, también es muy importante el componente mecánico de uso de zapato estrecho y de tacón.
Los síntomas que aparecen con el juanete suelen:
  • Dolor o molestia
  • Inflamación y enrojecimiento
  • Una sensación de ardor
  • A veces, entumecimiento


 El tratamiento de los juanetes es en la mayoría de las ocasiones no quirúrgico incluyendo:
  • Cambio de calzado. Zapatos de horma ancha en la zona de los dedos y evitar los que terminen en punta o que tengan tacones altos, los cuales pueden empeorar su trastorno.
  • Almohadillas. Las almohadillas colocadas sobre el área del juanete ayudan a minimizar el dolor. 
  • Modificación de actividades. Evitar actividades que le causen dolor en los juanetes, incluso permanecer de pie por largos periodos.
  • Analgesia.
En caso de que a pesar del tratamiento conservador la clínica interfiera con las actividades de la vida diaria estaría indicado plantearse la intervención quirúrgica. Los objetivos de la cirugía suelen ser extirpar la “protuberancia” del hueso, corregir los cambios en la estructura ósea del pie y corregir los cambios en el tejido blando que pudieran haber ocurrido. El objetivo final de la cirugía es la reducción del dolor.

  • DEDOS EN MARTILLO
El dedo en martillo consiste en la flexión de una o ambas articulaciones del segundo, tercero, cuarto o quinto (pequeño) dedo del pie. Generalmente se inician como deformaciones leves y empeoran progresivamente con el tiempo. En etapas tempranas, los Dedos Martillos son flexibles y los síntomas generalmente pueden ser tratados con medidas no invasivas. Pero si no se tratan, los Dedos Martillos pueden volverse más rígidos y responderán solamente a tratamientos quirúrgicos.

Hammertoe SP











El dedo en martillo empeora por el uso de calzado que no se ajusta adecuadamente. Esto ocurre cuando un dedo demasiado largo es forzado a adoptar una posición flexionada debido al uso de un zapato apretado.
Los síntomas más frecuentes de los dedos en martillo son:
  • Dolor del dedo afectado con el uso de calzado.
  • Callos y callosidades en el dedo. 
  • Inflamación, enrojecimiento o sensación de ardor
 El tratamiento, al igual que los juanetes, es en muchas ocasiones no quirúrgico:
  • Proteger los callos y las callosidades con almohadillas
  • Evitar calzado estrecho y demasiado corto.
  • Dispositivos ortopédicos. La colocación de un dispositivo ortopédico adaptado en su zapato puede ayudar a controlar el desequilibrio del músculo/tendón.
  • Analgesia habitual
 En caso de que a pesar del tratamiento conservador la clínica interfiera con las actividades de la vida diaria estaría indicado plantearse la intervención quirúrgica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario