martes, 24 de febrero de 2015

SEGURIDAD DE LOS MEDICAMENTOS: A PROPÓSITO DEL IBUPROFENO

Han aparecido en las ultimas semanas en prensa noticias relacionadas con los posibles efectos adversos ligados a la toma en más dosis de la necesaria de medicamentos tan "famosos" como el ibuprofeno y el paracetamol.

Estas noticias nos hacen reflexionar sobre algo que los médicos de familia debemos tener integrado como uno de nuestros valores más importante: "Primun Non Nocere" (Primero no dañar). Los fármacos tienen efectos secundarios y cuando se prescribe o se toma algo se ha de ser consciente de esto.

Los resultados del estudio ENEAS han puesto de manifiesto que el 9,3% de los pacientes ingresados sufren un efecto adverso relacionado con la asistencia sanitaria (un 42,8% se consideran evitables), de los cuales el 28,7% son causados por medicamentos.

En el estudio APEAS se observó que el 48,2% de los casos los factores causales de eventos adversos en atención primaria estaban relacionados con la medicación.

El caso del ibuprofeno es solo una pequeña punta del iceberg. La polimedicación, la automedicación, la no desprescripción, la no revisión de los tratamientos de los pacientes hace que estemos poniendo en riesgo continuo a estos con la toma de medicación.

Más información:

- Seguridad del paciente
- Observatorio para la seguridad del paciente

martes, 17 de febrero de 2015

PEDICULOSIS CAPITIS: COMPAÑÍA MUY MOLESTA


Los piojos son insectos. Hay más de 3000 especies de piojos conocidas. Pertenecen a la orden de los Phthiraptera y el piojo que afecta a los mamíferos es de un grupo más pequeño de 500 especies que se denomina Anoptura
Cada piojo es específico de cada huésped parasitado. 
Los humanos podemos estar infestados por tres tipos de piojos: piojo del cuerpo (Pediculus humanus corporis), piojo del pubis (Pthirus pubis) y piojo de la cabeza (Pediculus humanus capitis). 






Necesitan la ingesta de sangre humana varias veces al día y no viven fuera del cuerpo humano más de dos días. No tienen alas (no vuelan), no saltan pero se desplazan fácil y rápidamente por el cabello de un pelo a otro si está seco. Si el pelo está húmedo se mueven torpemente y son más vulnerables, se identifican más fácilmente y se pueden eliminar con más facilidad. Ponen huevos que se pegan al pelo, cerca de la raíz, llamados «liendres». Los niños son los más afectados por los piojos de la cabeza.

Los piojos son difíciles de ver, pero sus picaduras producen un intenso picor en la cabeza que hace pensar en su presencia. Las liendres son unas pequeñas bolitas blanquecinas y duras pegadas al pelo cerca de la raíz. Se localizan sobre todo en la nuca y detrás de las orejas. Parecen caspa, pero no se caen al sacudirlas.

¿Cómo se tratan? 
Se puede cortar el pelo y eliminar los piojos y liendres a mano (con una lendrera). 
También se utiliza en niños mayores de 2 años un insecticida. Dentro de los insecticidas, el mejor estudiado es la permetrina. Hay varios preparados con permetrina en champú, gel, etc. a concentraciones próximas al 1%, que son las usadas para los piojos.
Recomendaciones para evitar el contagio
El pelo corto previene del contagio y facilita mucho el tratamiento. El riesgo de contagio es menor recogiendo el pelo si es largo (coletas, moños), o tapándolo (pañuelos). 
No se deben compartir cepillos o peines, gorros o cintas de pelo.
Nunca se debe aplicar un insecticida como repelente o preventivo, porque puede ser tóxico.
Cuando hay varios casos en una clase o familia se debe revisar a todos cada 2 ó 3 días. 
Lave con agua caliente (50 ̊o C) la ropa de cama usada los días anteriores al tratamiento y los gorros y bufandas por si tuvieran piojos. Después plánchelos con vapor. Si no fuera posible el lavado con agua caliente, introduzca la ropa en una bolsa 15 días y los piojos morirán. Debe hacer lo mismo con los peines o tratarlos con insecticida. 
¿Cuando acudir al Médico de Familia o al Pediatra?.
Si las picaduras de la cabeza están muy rojas, tienen pus o son dolorosas.
Si el niño tiene fiebre y bultos en el cuello. Indica que las picaduras están infectadas debido al rascado con las uñas. 
MÁS INFORMACIÓN:

martes, 10 de febrero de 2015

SOBRE JUANETES Y DEDOS EN MARTILLO

El dolor de pies es un motivo frecuente de las consultas de los Médicos de Familia.

Dos de las causas que producen este tipo de dolor son los juanetes y los dedos en martillo:


  • JUANETES (HALLUX VALGUS)
El hallux valgus, más conocido como juanete, es una deformidad progresiva del primer dedo del pie, el cual se va desviando hacia el lateral y aparece una prominencia en el borde interno del pie.
Es una enfermedad relativamente frecuente que se presenta en aproximadamente el 2% de la población. 

Es más frecuente en mujeres, porque, aunque el juanete tiene un componente hereditario, también es muy importante el componente mecánico de uso de zapato estrecho y de tacón.
Los síntomas que aparecen con el juanete suelen:
  • Dolor o molestia
  • Inflamación y enrojecimiento
  • Una sensación de ardor
  • A veces, entumecimiento


 El tratamiento de los juanetes es en la mayoría de las ocasiones no quirúrgico incluyendo:
  • Cambio de calzado. Zapatos de horma ancha en la zona de los dedos y evitar los que terminen en punta o que tengan tacones altos, los cuales pueden empeorar su trastorno.
  • Almohadillas. Las almohadillas colocadas sobre el área del juanete ayudan a minimizar el dolor. 
  • Modificación de actividades. Evitar actividades que le causen dolor en los juanetes, incluso permanecer de pie por largos periodos.
  • Analgesia.
En caso de que a pesar del tratamiento conservador la clínica interfiera con las actividades de la vida diaria estaría indicado plantearse la intervención quirúrgica. Los objetivos de la cirugía suelen ser extirpar la “protuberancia” del hueso, corregir los cambios en la estructura ósea del pie y corregir los cambios en el tejido blando que pudieran haber ocurrido. El objetivo final de la cirugía es la reducción del dolor.

  • DEDOS EN MARTILLO
El dedo en martillo consiste en la flexión de una o ambas articulaciones del segundo, tercero, cuarto o quinto (pequeño) dedo del pie. Generalmente se inician como deformaciones leves y empeoran progresivamente con el tiempo. En etapas tempranas, los Dedos Martillos son flexibles y los síntomas generalmente pueden ser tratados con medidas no invasivas. Pero si no se tratan, los Dedos Martillos pueden volverse más rígidos y responderán solamente a tratamientos quirúrgicos.

Hammertoe SP











El dedo en martillo empeora por el uso de calzado que no se ajusta adecuadamente. Esto ocurre cuando un dedo demasiado largo es forzado a adoptar una posición flexionada debido al uso de un zapato apretado.
Los síntomas más frecuentes de los dedos en martillo son:
  • Dolor del dedo afectado con el uso de calzado.
  • Callos y callosidades en el dedo. 
  • Inflamación, enrojecimiento o sensación de ardor
 El tratamiento, al igual que los juanetes, es en muchas ocasiones no quirúrgico:
  • Proteger los callos y las callosidades con almohadillas
  • Evitar calzado estrecho y demasiado corto.
  • Dispositivos ortopédicos. La colocación de un dispositivo ortopédico adaptado en su zapato puede ayudar a controlar el desequilibrio del músculo/tendón.
  • Analgesia habitual
 En caso de que a pesar del tratamiento conservador la clínica interfiera con las actividades de la vida diaria estaría indicado plantearse la intervención quirúrgica.

martes, 3 de febrero de 2015

4 DE FEBRERO: DIA MUNDIAL DEL CANCER 2015

El Día Mundial contra el Cáncer se celebra todos los años el 4 de febrero y une al mundo bajo un único lema para poner de relieve la lucha continua contra el cáncer. El objetivo de esta jornada es reducir el número de muertes evitables cada año. 
La Unión Internacional contra el Cáncer (UICC), lidera la campaña mundial destinada a erradicar mitos y concepciones erróneas que aún existen sobre el cáncer y hace un llamamiento al compromiso para reducir el impacto que estas enfermedades tienen en la población, tanto a través de medidas de prevención y detección precoz, como de acceso a tratamientos y cuidados eficaces. 
Desde el Centro de Salud de Gran Capitán queremos sumarnos a esta iniciativa destinada a mejorar la atención que prestamos a los pacientes tanto en el diagnóstico como en el seguimiento de la enfermedad


Más información en http://www.worldcancerday.org/

PARASITOSIS INTESTINALES


Las parasitosis intestinales son infecciones intestinales que pueden producirse por la ingestión de quistes de protozoos, huevos o larvas de gusanos o por la penetración de larvas por vía transcutánea desde el suelo. 

Afectan principalmente a los niños. Los más frecuentes son: Oxiuros, Ascaris, Giardias. 

Oxiuriasis (lombrices)
Producida por Enterobius vermiculares.

El parásito adulto vive en el intestino y el ciego sin producir manifestaciones importantes, excepto prurito anal e irritación local, ocasionados por la hembra que deposita sus huevos en esa región y de ahí puede migrar a la vulva, vagina etc.

La transmisión se hace por las manos sucias de los enfermos, (ano-boca) o contaminación por alimentos o bebidas o también a través de la ropa personal o de cama, cuando existe hacinamiento y promiscuidad, por migración retrograda del parásito.

Los sintomas más frecuentes son: Prurito anal, insomnio, irritabilidad, dolor abdominal diarrea expulsión de gusanos por vía rectal, prurito vulvar, flujo vaginal, infección de vías urinarias o enuresis. 

Puede tratarse con albendazolmebendazolpiperacina o con pamoato de pirantel 

Es muy importante la prevención de la infección y esta se consigue con las siguientes actuaciones: 
  • Lavarse las manos antes de comer y después de usar el baño.
  • Mantener cortas las uñas de las manos.
  • No comerse las uñas ni rascarse el área anal.
  • Cambiar todos los días con ropa interior limpia.
  • Después del tratamiento, cambiar la ropa de dormir, la ropa interior y la ropa de cama.
 
Más información aquí