martes, 10 de enero de 2017

RECOMENDACIONES ANTE LA GRIPE

La GRIPE es una enfermedad generalmente leve, producida por un virus, que comienza de forma súbita con fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, malestar general, congestión nasal y tos. En algunas personas mayores, o con determinadas enfermedades crónicas, puede causar complicaciones graves, sobre todo respiratorias.
Los síntomas de la GRIPE son fundamentalmente: fiebre, síntomas respiratorios, tos y malestar general. Está causada por el virus de la influenza y es de fácil contagio y transmisión entre humanos.

Para afrontar la gripe, como cualquier otra enfermedad, es importante contar con unos hábitos de vida sanos: que engloban una alimentación equilibrada que incluya todos los nutrientes necesarios, la realización de ejercicio físico y evitar hábitos como el tabaquismo o el sedentarismo.
Unas medidas higiénicas adecuadas contribuyen a evitar la transmisión de determinadas enfermedades. Las medidas higiénicas fundamentales que hay que tener en cuenta para evitar la transmisión del virus son:
  • Taparse la boca al toser o al estornudar, preferiblemente con el codo.
  • Usar pañuelos desechables.
  • Lavarse con frecuencia las manos, sobre todo después de haber tosido o estornudado.
  • Procurar no reutilizar los pañuelos empleados al estornudar o limpiar las secreciones nasales.
Extremar las medidas higiénicas mencionadas anteriormente en los lugares donde exista aglomeración de personas o en trabajos de cara al público, donde cobra especial importancia el lavado periódico de las manos, que evita multitud de enfermedades que se transmiten por esta vía.

La gripe es una enfermedad causada por un virus, por lo que los antibióticos no resultan efectivos para combatirla y su uso puede crear resistencias a estos fármacos. El tratamiento consistirá en reposo, alimentación adecuada y, si fuese necesario, algún medicamento para paliar los síntomas.

La vacuna de la gripe es una medida preventiva que ha demostrado su eficacia en los grupos de riesgo de mayores complicaciones. Su médico, en caso de pertenecer a uno de estos grupos le habrá recomendado la vacunación.

Es importante realizar un uso adecuado y responsable de los servicios sanitarios para evitar su saturación y facilitar su buen funcionamiento. Hay que hacer uso de las urgencias hospitalarias sólo en los casos en los que la gravedad sea extrema. Para resolver cualquier duda sobre cuestiones sanitarias, los ciudadanos tienen disponible las 24 horas del día, los 365 días del año, el servicio Salud Responde, accesible con una simple llamadas al 902 505 060, 955 545 060 o a través del correo electrónico (saludresponde@juntadeandalucia.es).

No hay comentarios:

Publicar un comentario